Sistemas de Circuito cerrado de TV

Sistemas de Circuito cerrado de TV

Los sistemas de CCTV se sumaron a los sistemas de seguridad dadas las ventajas de disponer de un registro de imágenes. El almacenamiento de la información se hacía en cintas magnéticas con las limitaciones que este soporte tenía en cuanto a calidad, accesibilidad, procesado, edición, etc. Seguidamente se dio el salto al almacenamiento digital mediante la transformación de la imagen a archivos informáticos obteniendo las ventajas propias del procesamiento a través de programas informáticos. Accesibilidad, procesado, etc., aunque las cámaras han seguido siendo de tecnología analógica. El siguiente salto está siendo el paso de las cámaras de tecnología analógica a tecnología digital con lo que desde el primer momento toda la información obtenida es procesable informáticamente. A partir de este cambio capital, los sistemas de CCTV pasan a ser auténticos sistemas de información, abriéndose infinitas posibilidades, al igual que en todos los ámbitos en los que se han introducido las nuevas tecnologías.

Cada cámara es un miniordenador que cuanta con su propio software que interactúa a su vez con el software de gestión del sistema. Con esto se abren todas las posibilidades al análisis inteligente de video.

Coloquialmente a este tipo de sistemas se les denomina sistemas de video IP, haciendo referencia al protocolo de comunicación empleado. La única incógnita que queda al respecto de este tipo de sistemas es saber cuándo se impondrán definitivamente a la tecnología analógica. Pero el proceso está ya en marcha. A día de hoy la tecnología IP es más cara, sobre todo para instalaciones de pequeña entidad (hasta 20-25) cámaras, pero este parámetro disminuye mes a mes, con lo que en poco tiempo el video IP será competitivo para cualquier tipo de instalaciones.

No obstante si se tiene en cuenta el ratio precio/prestaciones es muy probable que para la mayoría de las necesidades la inversión en video IP sea rentable. Keeper Galicia está apostando definitivamente por esta tecnología adoptando las siguientes medidas de gestión:

  • Vigilancia tecnológica a fin de detectar las novedades se producen a diario en equipos y software.
  • Vigilancia de mercado para detectar el encaje de las nuevas prestaciones disponibles en las necesidades de potenciales clientes.
  • Formación del personal en redes y sistemas IP.
  • Alianza con los proveedores que más apuesten por esta tecnología y que más valor añadido nos aporten para nuestros clientes.
  • Todos los nuevos potenciales proyectos se estudian con tecnología analógica y digital a fin de poder comparar en relación precio/prestaciones la opción de video IP versus video analógico.

En cualquier caso los sistemas de CCTV han cobrado paulatinamente más importancia en múltiples vertientes del negocio además de la ya tradicional de prevención y revisión de sucesos. A día de hoy han tomado un rol de control y supervisión cuyo objetivo es mejorar la efectividad del sistema de gestión de la empresa.

A continuación describimos las funciones que posee un sistema de CCTV con las funcionalidades actuales, y las ventajas que puede generar su implementación.

Vigilancia, Supervisión y Control

En el área más clásica de la seguridad, la ventaja de la adquisición de un sistema CCTV avanzado es obtener mejor supervisión y control de los incidentes de seguridad en una empresa o cualquier otra entidad. Un buen sistema CCTV permite monitorizar un área extensa con pocas personas y hacer más efectiva la vigilancia del área por cubrir. Con sistemas inteligentes se pueden configurar reacciones diferentes (e-mail, sirenas, llamadas automáticas a teléfonos o celulares, iluminación, etc.) según el área, horario e incidente en cuestión.

En el caso de grandes sistemas de seguridad que cuenten con personal dedicado. Un sistema de CCTV con las nuevas cámaras de tecnología IP puede reducir drásticamente la necesidad de personal dedicado. Las cámaras megapíxel permiten cubrir áreas más extensas. También el uso de videos inteligentes, puede avisar a vigilantes o generar ciertas funciones sin necesidad de cámaras o detectores adicionales. La supervisón puede ser de la misma área, pero también de áreas remotas en diferentes ciudades o hasta en diferentes países. De esta manera una persona de seguridad puede cubrir varias sucursales.

Vídeo verificación.

Cada vez es más frecuente el uso de video para verificar si una alarma es real o falsa. Tal es así que los cambios normativos van en la dirección de hacer obligatoria esta herramienta. Algunos fabricantes ofrecen la solución de integrar unas pequeñas cámaras dentro de detectores de presencia. También se puede utilizar una instalación de CCTV independiente al sistema de seguridad pera realizar la videoverificación.

Los condicionantes para poder utilizar un sistema de CCTV para verificación, es que el subsistema de vídeo ha de ser activado por medio de un detector de intrusión o de un video sensor, siendo necesario que la cobertura de video sea igual o superior a la del detector o detectores asociados. El proceso de verificación mediante video sólo puede comenzar cuando la señal de alarma haya sido visualizada por el operador de la central de alarmas. Iniciada la verificación, el sistema debe registrar un mínimo de una imagen del momento exacto de la alarma y dos imágenes posteriores a ella, en una ventana de tiempo de cinco segundos, de forma que permitan identificar la causa que ha originado ésta.

El sistema no permite obtener imágenes del lugar supervisado, si previamente no se ha producido una alarma, salvo que se cuente con la autorización expresa del usuario o la norma exija una grabación permanente. La utilización de un sistema de video IP para verificación permite la total parametrización del acceso remoto a cada cámara y facilita la integración en la CRA de los sistemas de alarma y CCTV

Reducción de pérdidas por robos

Los robos en una empresa tienen tres orígenes principales, es decir, pueden ser producidos por: Clientes, empleados o personas ajenas (ladrones o intrusos). Para todos los casos, un sistema CCTV es un factor muy importante y determinante que puede reducir considerablemente las perdidas en una empresa. No solamente porque las personas se cuidan mas al saber que están siendo vigiladas, sino también porque se descubren fácilmente los culpables revisando las grabaciones y se toman medidas para el futuro.

Disuasión

El factor principal en reducir o prevenir robos es la disuasión, ya que se previene y evita el incidente con solo el hecho de contar con un sistema CCTV a la vista de todos. De hecho, muchas veces se considera la utilización de tipos de cámara específicas por su apariencia (tamaño, tipo, etc.) para que luzcan más amenazante y “efectivas” a las personas con malas intenciones.

Evidencia

Con un sistema de CCTV la evidencia de cualquier robo o acción delictiva se graba y se puede usar en juicios o como factor convincente en acciones legales o despidos justificados de trabajadores. Esto es fundamental para soportar con hechos una acción o decisión determinada en cualquier empresa.

Mejoramiento de la efectividad y procedimientos

Un factor importante pero difícil de medir y por lo tanto olvidado, es el mejoramiento de la efectividad de los empleados. El control y la supervisión continuo por un sistema de CCTV hace que los empleados trabajen de manera más efectiva y tomen menos pausas en su trabajo. También se puede verificar que se sigan los procedimientos establecidos para obtener mejor efectividad, o hasta utilizar los videos para ver procesos reales y planificar como mejorarlos, ya que viendo y analizando una grabación se pueden dar cuenta que hay otras maneras diferentes y más efectivas de realizar el trabajo y por lo tanto mejorarlos.

Análisis de causas de no conformidades

Cuando hay fallas, errores o no conformidades en la producción o en el servicio de una empresa, se pueden revisar posteriormente las grabaciones y determinar cuales fueron las razones o las personas culpables, y entonces, tomar acciones correctivas y preventivas para evitar fallas futuras.

Búsqueda de objetos perdidos:

Inclusive, se pueden encontrar objetos perdidos por accidente en la empresa con solo revisar grabaciones y ver que pasó con dicho objeto. Esto es particularmente más efectivo con sistemas inteligentes, ya que se marca un área específica y se le pide al sistema una búsqueda más rápida y efectiva.

Mejoramiento de calidad de servicio

Hoy en día, la calidad de servicio puede ser determinante para que una empresa crezca o muera. Con sistemas de CCTV se puede supervisar que los empleados ofrezcan el servicio deseado a los clientes, y tomar acciones para mejorar cuando haya fallas. Además, se revisan constantemente procesos y maneras de realizar mejor el trabajo con el norte siempre hacia la excelencia y el mejoramiento continuo. Los sistemas CCTV son herramientas excelentes para cursos de calidad, mediciones estadísticas, y analizar constantemente mejores maneras de realizar el trabajo con calidad.

Conclusión

Hay muchas razones por la cual instalar un sistema de CCTV en una empresa. Al planificar es importante estar al tanto de todos los beneficios posibles para aprovecharlos al máximo. Hay que evaluar bien los objetivos, y tomar en cuenta todas las funciones de los sistemas actuales para que la empresa planifique mejor la inversión, y de una vez considere cambios en procesos y efectividad a largo plazo.

Los sistemas de videovigilancia pueden ser sencillos o avanzados. Existen sistemas digitales de segunda generación que sencillamente ofrecen grabación digital con monitoreo vía redes, y sistemas inteligentes que ofrecen mas ventajas y por lo tanto más beneficios.

Para empresas grandes normalmente los objetivos son mayores, y necesitan obtener más beneficios y mejorar varias áreas, y deben considerar sistemas más avanzados, que dan mayores beneficios, y que amortiza la inversión más rápido. Para poder aprovechar los beneficios posibles de un sistema de seguridad, prevenir y controlar riesgos y pérdidas, es importante cooperar con un proveedor profesional, que tiene la experiencia y el conocimiento necesario en el área y que se transforme en un socio tecnológico del futuro, con soportes técnicos, mantenimiento y actualizaciones futuras. Keeper Galicia es una empresa profesional en sistemas de seguridad, con años en el mercado, y profesionales en asesoría que posee toda la experiencia necesaria y el mejor servicio al cliente.